“SONATS”. MÚSICA, CANCIONES Y OTRAS OBSESIONES

“SONATS”.  MÚSICA, CANCIONES Y OTRAS OBSESIONES

MARIA JESÚS DE ARENZANA, DAVID MURGADAS y JOAN VALENTÍ

'Sonats' d'Arenzana, Murgadas i Valentí

Tres artistas se encuentran recluidos en un centro psiquiátrico siguiendo un nuevo y revolucionario tratamiento basado en la música del período de entreguerras. Cada uno de ellos tiene su crisis paranoica por resolver, pero su imaginación del mundo real hace que a veces disfruten del hecho musical como herramienta curativa. Exactamente no se sabe quién es el enfermo y que el médico.

Intérpretes: María Jesús de Arenzana (soprano), David Murgadas (guitarra) y Joan Valentín (actor).

Un concierto de “sonats” con una obsesión que se llama humor.

 

Este fin de semana, el ciclo que Juventudes Musicales de Igualada coorganiza con el Teatro de la Aurora huyó de los convencionalismos de los conciertos para presentar el espectáculo sonado. Música, canciones y otros obsesiones. Se presenta un viaje histórico de la mano de tres artistas recluidos en un psiquiátrico que interpretan música de carácter ligero de la primera mitad del siglo XX; una propuesta absolutamente desenfadada que puso sobre la mesa la misma pregunta que en 1995 el prestigioso pianista austriaco Alfred Brendel hizo en en su ensayo teórico titulado Debe ser la música clásica totalmente seria?.

Tal y como apunta el compositor y teórico catalán Benet Casablancas en su libro El humor en la música, a menudo los conciertos de música académica llevan incorporadas unas convenciones que hace muy difícil que el público pueda a reír en medio del concierto. En la música, de humor, siempre ha habido, y es evidente que este ha contemplado registros muy diversos, desde parodias elementales a ironías muy sutiles. Por lo tanto, es de agradecer que se programen conciertos en los que se desacralizar la música y permita al público disfrutar de repertorio de primera fila con una sonrisa en la cara.

Y eso es lo que hicieron la soprano María Jesús Martínez de Arenzana, el guitarrista David Murgadas y el actor Juan Valentín a sonado. Música, canciones y otros obsesiones. Con un planteamiento sencillo enlazaron piezas de zarzuela de inicios de siglo XX, donde destacó la interpretación de Martínez de Arenzana, obras de Granados y Albéniz, con virtuosismos incluidos por parte de Murgadas, así como repertorio lírico y ligero con una puesta en escena humorística liderada por el actor Juan Valentín que hizo reír mucho al público. El repertorio del espectáculo tenía el hilo común de la mayoría de las obras se escribieron a finales del siglo XIX y principios del XX, y, por tanto, tal y como el espectáculo presenta, eran obras habituales del repertorio que se escuchaba en nuestro país después de la Guerra Civil. El resultado, un concierto de repertorio de primera fila desencorsetado con el uso del humor y una desdramatización de una época oscura en la que también había música que la iluminaba.

  • Idioma: